El material quirúrgico en Granada que se utiliza en cualquier tratamiento médico u operación en quirófano requiere de unos cuidados básicos para evitar que se produzcan infecciones de un paciente a otro. La medida que ha resultado más eficaz es la desinfección y esterilización de todo el material, responsabilidad exclusiva de la enfermería de los hospitales o clínicas.

Como decimos, el objetivo de esterilizar el material quirúrgico en Granada será la total erradicación de agentes que puedan generar cualquier infección. Según el riesgo, se pueden clasificar los materiales en tres categorías. En la primera se encuentran los que están considerados más críticos, es decir, aquellos que pueden entrar en contacto con el sistema vascular del paciente. En segundo lugar podemos hablar de semicríticos, que son aquellos que entrarán en contacto con mucosas o con la piel no intacta de la persona. Por último, nos encontramos con los materiales no críticos, que estarán en contacto con la piel intacta.

El primer paso en el proceso será una limpieza de todo el material quirúrgico, como el que suministramos en Plus Clinic. En este punto intervendrán el agua y el detergente, que producirán una gran reducción del número de gérmenes. Sera un paso previo a la desinfección y esterilización.

Tras ello, se pasará a realizar una destrucción de todos los microorganismos patógenos. Para ello se utilizarán sustancias químicas. Un fallo en este punto acarreará consecuencias muy negativas en la posterior esterilización, que será el último paso y se centrará en la eliminación de toda forma de vida microbiana, incluyendo esporas.